Inicio /  /  Alumnos de 26 países unidos por dos culturas

Integración escolar

Alumnos de 26 países unidos por dos culturas

  • Un grupo de colegios de cooperativas de profesores desarrolla un programa bicultural y bilingüe para promover el desarrollo personal y académico de los estudiantes

Alumnos de 26 países unidos por dos culturas Estudiantes del Centro de Estudios Castilla, un colegio situado en el madrileño barrio de Lavapiés

Un colegio del madrileño barrio de Lavapiés, gestionado por una cooperativa de profesores, utiliza el español y el inglés como elementos de cohesión de un alumnado con 26 nacionalidades, a través de un programa bicultural y bilingüe que cuenta con nuevas metodologías para impulsar el aprendizaje.

En el número 15 de la calle Oso de Madrid, en pleno barrio de Lavapiés, un humilde edificio recibe cada día a unos 200 alumnos de Infantil y Primaria en lo que los responsables del Centro de Estudios Castilla definen como “el metro cuadrado mejor aprovechado”. Y no sólo por las limitadas dimensiones del espacio, sino porque allí conviven niños y niñas procedentes de múltiples nacionalidades en lo que supone todo un ejercicio de compromiso y convivencia.

Escolares llegados de países tan dispares como Sri Lanka, Bangladesh, Jordania, China, Marruecos, Argelia, Senegal, de familias de Iberoamérica o de etnia gitana encuentran en el español y el inglés un nexo de cohesión y comunicación dentro de un proyecto en el que la educación, la tolerancia y la conciliación derriban todas las fronteras.

El Centro de Estudios Castilla nació como una cooperativa de profesores en el año 1980 y, en la actualidad, desarrolla un ambicioso proyecto que sus promotores definen como bicultural y bilingüe. “Sumamos culturas y valores”, explica José Manuel Caballero, director del programa que en la actualidad comparten los centros laicos adscritos a la Unión de Cooperativas de Trabajo Asociado de Madrid (Ucetam).

El Programa de Colegios Bilingües Cooperativos de Ucetam surgió con la intención declarada de promover el desarrollo personal y las oportunidades profesionales de los jóvenes, a través de una oferta educativa que va desde segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato y que suma la cultura materna española y la de habla inglesa. De esta forma, se aspira a que los estudiantes manejen con fluidez los dos instrumentos de comunicación que se considera tienen más presencia y proyección en el mundo.

Desde hace cuatro cursos, y con la autorización de la Comunidad de Madrid, la cultura de Estados Unidos forma parte del currículo como un proyecto propio en 17 de estos colegios, lo que por ejemplo ha permitido a los alumnos del Centro de Estudios Castilla descubrir durante estos días cómo se desarrollan los carnavales en Nueva Orleans.

Los centros se someten a evaluaciones externas para certificar la calidad y la metodología que se utiliza dentro de las aulas

Los centros se someten a evaluaciones externas para certificar la calidad y la metodología que se utiliza dentro de las aulas

Este programa cuenta con el apoyo de tres universidades norteamericanas, como son las de Nueva York, Middlebury y Tufs-Skidmore (Boston), así como del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), el Cooperative College de Manchester y Cambridge English Language Assessment, que da formación gratuita a los profesores. A través de la Embajada de Estados Unidos en España, con la que Caballero asegura que se mantiene un contacto fluido, se realizan evaluaciones externas para valorar los resultados y certificar la calidad y la metodología que se utiliza dentro de las aulas. De este modo se obtiene la certificación CBC, un ente estadounidense que acredita la calidad de la educación en instituciones educativas desde niveles de preescolar hasta el universitario, a través de actividades de evaluación llevadas a cabo por seis comisiones.

Todo ello requiere de un esfuerzo de formación pedagógica del profesorado español para que puedan enseñar en inglés, así como del apoyo de auxiliares de conversación cuyos salarios, como en este colegio madrileño, llegan a proceder de los propios ingresos de los profesores cooperativistas, que también sufragan los gastos de psicólogos y otros servicios añadidos.

Formación y metodología

La formación docente se considera esencial no sólo en cuanto a la mejora de los niveles de inglés, sino también de la gestión y la metodología, y esto ha permitido al Centro de Estudios Castilla desplegar en las aulas el Aprendizaje Basado en Proyectos y Problemas o la enseñanza de matemáticas mediante el sistema Abierto Basado en Números, entre otros. Métodos que tratan de motivar e incentivar la participación de estos alumnos y superar las adversidades que en múltiples ocasiones afrontan para alcanzar el éxito en sus estudios.

Talleres y actividades refuerzan la oferta formativa del centro, en el que su directora, Juana Isabel Cabezas, reconoce que en ocasiones deben gestionar los conflictos que pueden surgir entre alumnos tan dispares, resolver los problemas de comunicación con las familias, algunas de las cuales apenas dominan nuestro idioma, y coordinar las variadas demandas religiosas que afectan a los menús escolares. Pero la directora muestra su satisfacción con los resultados que han obtenido en estas casi cuatro décadas de funcionamiento del colegio, el hecho de poder ofrecer una oportunidad a menores en su mayoría procedentes de ambientes desfavorecidos y de haber conseguido, incluso, que aproximadamente un tercio de ellos haya llegado a la universidad.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.