Inicio /  /  Colaboración tecnológica y prácticas, claves en la relación de universidad y empresa

Barómetro CYD

Colaboración tecnológica y prácticas, claves en la relación de universidad y empresa

Colaboración tecnológica y prácticas, claves en la relación de universidad y empresa La encuesta, en su undécima edición, elabora un diagnóstico sobre la universidad en la economía

La colaboración tecnológica con las universidades y las prácticas en las empresas de los estudiantes y titulados son los dos aspectos más valorados en la vinculación de la universidad española con su entorno, de acuerdo con el último Barómetro CYD.

La Fundación CYD ha realizado 323 encuestas a un panel de expertos integrado por exponentes del sector empresarial, del sistema universitario y de la administración pública para elaborar un diagnóstico sobre el papel y las tendencias en la relación de las universidades con la economía y la sociedad española. Los resultados revelan que los aspectos más valorados en la vinculación de la universidad española con su entorno son que las empresas establezcan relaciones de colaboración tecnológica con las universidades y la incorporación de estudiantes y titulados en prácticas a las compañías, ha informado la Fundación CYD en una nota.

A ellos se suma el papel de la formación universitaria como garantía que los profesionales han obtenido competencias y aptitudes como formación práctica, habilidades directivas, trabajo en equipo, idiomas o capacidad de análisis, además de que la empresa recurra a la universidad para realizar proyectos de investigación y que las instituciones superiores desarrollen políticas para atraer talento de todo el mundo.

Enfoques diferentes

Aunque los expertos, en general, dan prioridad al conjunto de aspectos agrupados bajo el paraguas de la formación y la inserción laboral, los encuestados vinculados al ámbito empresarial destacan la importancia de que las empresas puedan comprometerse con un modelo de universidad entendido como motor del desarrollo económico, dentro del cual participan, entre otros, en el diseño de los planes de estudio, los procesos de inserción laboral de los titulados o la realización de programas de investigación conjunta. También subrayan la necesidad de que la formación de los titulados universitarios se ajuste a los requerimientos de los puestos de trabajo. Sin embargo, estos dos aspectos no forman parte de las prioridades de los expertos ligados al sistema universitario y la Administración pública.

En cuanto a la percepción sobre la contribución de las universidades al desarrollo económico y social de España, las tres tendencias en las que los expertos consideran que se más se ha avanzado son el fomento de la cultura emprendedora en la universidad, la contribución de la universidad como formadora de capital humano y la importancia que tiene para la universidad su relación con la empresa. 
En el extremo opuesto, donde menos se habría avanzado sería en la dotación de infraestructuras para la ciencia, la tecnología y la creación y transferencia de conocimiento, así como en la importancia que las administraciones públicas conceden a las políticas y a los recursos dirigidos al sistema universitario.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.