Inicio /  /  Compromiso de la familia con la vida escolar

Informe PISA

Compromiso de la familia con la vida escolar

Compromiso de la familia con la vida escolar El gráfico muestra el porcentaje de padres y madres que se interesan por la educación de los hijos

España es uno de los países de la OCDE donde hay una mayor implicación de las familias en la vida escolar de sus hijos. Así se desprende de los datos del informe PISA 2015 que, por primera vez, analiza el bienestar de los adolescentes en el medio educativo.

Más de nueve de cada diez padres y madres españoles consultados en el estudio aseguraron compartir una comida o cena diaria con sus hijos y ocho de cada diez afirmaron que asisten a las reuniones o conferencias previstas para ellos en los centros. Otras actividades ampliamente extendidas son hablar por iniciativa propia sobre el progreso de los jóvenes con sus profesores (75%), hablar con los hijos sobre cómo les va en la escuela (74%) o hablar con los profesores sobre cómo pueden ayudar en el aprendizaje y los deberes (67%). En todos los casos, las proporciones son mayores que la media de los países de la OCDE.

Los resultados del informe, facilitados por el Ministerio de Educación, sitúan a España, además, como uno de los países donde los alumnos se muestran más satisfechos con sus propias vidas. En una escala de 0 a 10, los españoles alcanzan un índice de 7,4 puntos, al mismo nivel de países como Chile, Portugal, Estados Unidos y Alemania, y por debajo de otros como República Dominicana (a la cabeza con 8,5 puntos), México (8,3), Costa Rica (8,2), Finlandia (7,9), Francia (7,6) y Estonia (7,5).

Otro de los aspectos que destaca el Ministerio de Educación apunta a la escala de motivaciones entre chicos y chicas. En este sentido, los primeros se ven como más ambiciosos en una diferencia de 13 puntos respecto a las chicas, mientras que ellas muestran una mayor motivación a la hora de obtener mejores resultados para así lograr las mejores oportunidades para continuar sus estudios.

A la hora de sacar las notas más altas, de ser los mejores en lo que hacen, de considerarse como personas ambiciosas o ser de los mejores de la clase, los alumnos españoles se encuentran por debajo de la media de la OCDE, y sólo la superan cuando se trata de aspirar a elegir las mejores oportunidades cuando se titulen.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.