Inicio /  /  Formación digital intensiva en formato “Bootcamp”

Orientación laboral

Formación digital intensiva en formato “Bootcamp”

Formación digital intensiva en formato “Bootcamp” Los cursos de Neoland se desarrollan durante tres meses con jornadas de 40 horas a la semana

La oferta de “Bootcamps”, cursos intensivos orientados al mercado laboral, toma forma en España. Los responsables de estas formaciones, enfocadas principalmente a la programación, el desarrollo web y el diseño UI/UX, destacan la elevada demanda que estos perfiles encuentran por parte de “startups” y empresas tecnológicas.

El perfil mayoritario de los alumnos de los “Bootcamps”, un modelo extendido en Estados Unidos que poco a poco ha calado en España, sería el de una persona con estudios universitarios (aunque no necesariamente), interesada por la tecnología y en trabajar en el sector digital como diseñador o desarrollador web, con una edad comprendida entre los 20 y 40 años y que encuentran en este formato una oportunidad de encontrar empleo en poco tiempo.

Así lo indican los responsables de Neoland, una de las escuelas que imparten estas formaciones en España, junto a otras academias como Codeworks, Ironhacks, Keepcoding, Skylab o Le Wagon, que han sido algunas de las encargadas de introducir este modelo en nuestro país.

Uno de los pilares del modelo son los temarios realizados por profesionales del sector digital, que se revisan cada tres meses para adaptarse a las necesidades de las empresas y ser capaces así de ofrecer perfiles especializados y con conocimientos actualizados. “Las universidades no pueden seguir el ritmo de la tecnología y cada vez se distancian más de las necesidades reales de las empresas”, señala Carlos Cazaña, CEO de Neoland, quien contrapone esta flexibilidad a las dificultades de adaptación de las titulaciones del actual sistema universitario.

Concentración

Otra de las claves de los resultados reside en la plena inmersión. “Por nuestros años de experiencia, sabemos que la formación a tiempo completo que tienen los ‘Bootcamps’, programas de tres meses con jornadas de 40 horas a la semana, funciona muy bien, ya que exige que el alumno se concentre en la materia y olvide cualquier otra distracción”, añaden.

Esta escuela forma a lo largo del año a 120 alumnos que son seleccionados por el equipo académico y a los que se garantiza un puesto en una empresa tecnológica o, en su defecto, un contrato en el propio centro hasta que recuperen la inversión realizada. No se requieren conocimientos previos de la materia para salir de un “Bootcamp” completamente preparado para entrar en el mundo laboral, aseguran, sólo una cultura general básica y “motivación para tomarse la formación muy en serio”.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.