Inicio /  /  Formación en las escuelas ante los accidentes cardiacos

Formación para la salud

Formación en las escuelas ante los accidentes cardiacos

Formación en las escuelas ante los accidentes cardiacos El Proyecto Reanimación, de alcance nacional, ya funciona en colegios madrileños

Un grupo de médicos especialistas y con experiencia docente en el ámbito universitario ha puesto en marcha el Proyecto Reanimación, con el objetivo de formar a alumnos, profesores y padres en técnicas de Reanimación CardioPulmonar (RCP).

La formación en RCP se encuentra integrada desde hace décadas en escuelas de Estados Unidos, Canadá o los países Nórdicos pero en España aún no se han extendido estas prácticas, destacan los promotores de la iniciativa. La Organización Mundial de la Salud, a través de su proyecto “Kids Save Lives”, recomienda dos horas anuales de formación en RCP a partir de los 12 años e invita a la implicación de profesionales médicos en esta formación.

De esta forma, el Proyecto Reanimación trata de ofrecer a los alumnos las pautas imprescindibles para saber cómo reaccionar en los instantes inmediatamente posteriores a un accidente cardiaco. De alcance nacional, la iniciativa se ha activado en la Comunidad de Madrid, donde ya se imparten cursos en diferentes centros educativos.

El primer paso del Proyecto Reanimación pasa por impartir cursos de RCP en centros educativos a alumnos de a partir de 12 años, edad a partir de la cual se considera que “están igual o más capacitados que un adulto para comprender y asumir este tipo de formación”, explica el Dr. Borja Díez, fundador de Anest Intens, una compañía formada en 2012 por profesionales médicos con experiencia en medicina Intensiva, Anestesiología y Reanimación, dedicados al cuidado de la salud en pacientes críticos.

El programa también contempla la formación a padres y profesores, ya que “una formación adecuada, junto con la instalación de desfibriladores semiautomáticos, convierte los centros educativos en Espacios Cardioprotegidos y es una garantía para seguridad de nuestros hijos”, añade.

Recuerdan los responsables de la iniciativa que la muerte súbita por accidente cardiaco supone la principal causa de muerte evitable en Europa y se encuentra detrás de 30.000 fallecimientos al año en España. Episodios que, en el 70 por ciento de los casos, suceden fuera del ámbito hospitalario, casi siempre ante personas sin formación en Reanimación CardioPulmonar (RCP). Si los testigos hubieran tenido unos conocimientos mínimos de reanimación se podrían haber salvado hasta 4.500 vida, tal y como se puso de manifiesto en el último Congreso Europeo de Cardiología celebrado en Barcelona.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.