Inicio /  /  Innovación y tecnología ante los desafíos de la Humanidad

Iniciativa internacional

Innovación y tecnología ante los desafíos de la Humanidad

  • Cinco equipos de estudiantes españoles participan por cuarto año en el Challenge Based Innovation del CERN

Innovación y tecnología ante los desafíos de la Humanidad Los 28 estudiantes españoles proceden de ESADE, La UPC y el IED de Barcelona

Cinco equipos integrados por 28 estudiantes del Full-Time MBA de ESADE, la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y el Instituto Europeo di Design (IED) de Barcelona han participado, por cuarto año consecutivo, en el Challenge Based Innovation (CBI), que busca soluciones para el futuro de la Humanidad.

La iniciativa de @IdeaSquare y del Departamento de Innovación de la Organización Europea para la Energía Nuclear (CERN) promueve el trabajo conjunto de equipos multidisciplinares de estudiantes, docentes e investigadores en materia de educación, sanidad pública, ayuda en casos de emergencia o contaminación.

En esta edición, han participado en el proyecto nueve estudiantes del “Full-Time” MBA de ESADE Business School; diez de la UPC (siete de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de Barcelona y tres de la Facultad de Informática de Barcelona), así como nueve estudiantes de títulos superiores de Diseño y del Diploma en “Creative Advertising and Branding” del IED Barcelona.

Los estudiantes se han enfrentado a cinco grandes retos, que se enmarcan en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, para los que han contado con la posibilidad de utilizar la tecnología del CERN y de establecer un contacto directo con los científicos de la organización para conocer sus respectivas áreas de conocimiento. Así, durante cuatro meses, han identificado y analizado diversas necesidades y problemas que los han llevado a definir los proyectos que han presentado, ha informado ESADE en una nota.

Cinco proyectos

Uno de los proyectos consiste en la creación de un sistema de recogida de datos sobre los certificados académicos mediante la tecnología “blockchain”. De este modo, los estudiantes plantean una base de datos universal que permita por ejemplo a los refugiados demostrar la formación previa que han recibido. Otro equipo ha desarrollado un dispositivo que detecta el gas radón (segunda causa de muerte por cáncer de pulmón) en hogares y edificios públicos, a través de una tecnología desarrollada por el CERN conectada con una aplicación que registra la exposición que ha tenido una persona a lo largo de su vida.

El tercer proyecto propone utilizar la tecnología “haptic”, que permite la interacción virtual mediante el tacto, para desarrollar un chaleco que transmite datos sobre la presión arterial, la temperatura o la respuesta a estímulos, para aportar más realismo al entrenamiento virtual en situaciones de riesgo. Así se podrá ajustar el plan a cada persona y determinar cuándo está preparada para afrontar estas situaciones.

Un cuarto proyecto consiste en crear un sistema alternativo a la publicación de los resultados de una investigación científica para conseguir una mayor difusión e incidencia en la sociedad, mientras que un quinto equipo plantea crear un dispositivo para mejorar la calidad del aire en los espacios interiores o en los sistemas de movilidad urbanos.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.