Inicio /  /  La educación funciona como “ascensor social” también en periodos de crisis

Educación y sociedad

La educación funciona como “ascensor social” también en periodos de crisis

La educación funciona como “ascensor social” también en periodos de crisis El estudio se incluye en el nuevo Observatorio Social de "la Caixa"

Invertir en capital humano es una vía para la promoción social, incluso en fases recesivas del ciclo económico, sostiene un informe del Observatorio Social de “la Caixa”, que destaca a su vez la función de la educación como factor de protección frente al riesgo de desempleo.

El dosier “La educación como instrumento para la movilidad social”, primero del nuevo Observatorio Social de “la Caixa”, ha sido elaborado por el catedrático de Sociología de la UNED Miguel Requena y analiza cómo la educación ayuda a ascender o mantenerse en la posición socioeconómica. Frente a la imagen extendida en los últimos años de crisis, el estudio llega a la conclusión de que los títulos educativos se mantienen como una vía de mejora en el estatus social, ya que aumentan las probabilidades de ascender a posiciones altas, disminuyen las de descender en la escala y reducen el riesgo de caer en el desempleo.

El estudio revela que la ventaja que otorgan los títulos educativos es mayor cuanto más baja es la posición social de partida. De acuerdo con datos extraídos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2011, los universitarios que proceden de los orígenes sociales más bajos tienen hasta 14 veces más probabilidades de acceder a las clases profesionales y directivas que aquellos que no completaron la educación Secundaria. Mientras, los universitarios hijos de padres de clases intermedias tienen tres veces más de probabilidades, mientras que los universitarios de padres con ocupaciones profesionales y directivas tienen el doble de probabilidades de mantenerse en su clase de origen que aquellos con estudios inferiores a Secundaria.

Riesgo de descenso

De forma paralela, el riesgo de descenso social de las clases trabajadoras guarda una relación inversa a la titulación, ya que en esta clase social se mantienen inmóviles seis de cada diez individuos sin Secundaria, frente al 52% de los que tienen Secundaria y el 17% de los titulados superiores. En las clases intermedias, los individuos tienen muchas menos probabilidades de acabar en las clases trabajadoras si tienen educación universitaria (11%) que si tienen Secundaria (49 %) o inferior (66%). En las clases profesionales, una tercera parte de quienes no alcanzaron la Secundaria pasó a formar parte de las clases trabajadoras, descenso que sólo afectó al 8% de los individuos de los mismos orígenes profesionales y directivos que contaban con título universitario.

Según el informe, la educación también protege contra el desempleo. En este sentido, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) señalan que, a mayor nivel educativo, menor probabilidad de caer en el paro y viceversa, una tendencia que se mantiene tanto en periodos de crecimiento como de recesión económica.

La nueva iniciativa de la Obra Social ”la Caixa” para el estudio de los nuevos fenómenos sociales y su repercusión dispondrá de una web observatoriosociallacaixa.org que será actualizada con nuevos contenidos interactivos, así como un dosier monotemático cuatrimestral sobre una de sus diferentes líneas de trabajo: inclusión social, educación, ciencia y cultura. En ambos soportes, el Observatorio Social de ”la Caixa” se nutrirá de un barómetro de indicadores clave sobre temas de interés social en los países miembros de la Unión Europea y la OCDE, además de artículos, entrevistas y reseñas encabezadas por expertos.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.