Inicio /  /  La falta de planificación aumenta los cuadros de ansiedad en exámenes

Salud universitaria

La falta de planificación aumenta los cuadros de ansiedad en exámenes

La falta de planificación aumenta los cuadros de ansiedad en exámenes Miguel Ángel Rando, con el equipo del SAP de la Universidad de Málaga (Foto: UMA)

Tener ansiedad en los periodos de exámenes es un proceso frecuente ante el que los psicólogos tratan de ofrecer estrategias y consejos para una adecuada planificación del tiempo, así como realizar actividades de ocio y deporte que permitan amortiguar el impacto que causa en la vida de los estudiantes.

El Servicio de Atención Psicológica (SAP) de la Universidad de Málaga, primero que se instaló en España en el año 1986, gestionó el curso pasado 195 demandas. Cerca del 83 por ciento eran estudiantes y más del 70% estaban relacionadas con la ansiedad. “De todos los trastornos que nos presentan, la categoría de ansiedad es la más numerosa, seguida de los depresivos”, señala el coordinador del servicio y psicólogo clínico, Miguel Ángel Rando. A ellos se suman los de personalidad, sexuales y otros problemas como la ansiedad ante los exámenes que, “sin llegar a ser trastornos, pueden ser objeto de un tratamiento con el fin de que el paciente tenga un mejor manejo de la situación y sus consecuencias”.

La ansiedad aparece como respuesta a una situación que la persona no puede controlar de forma adecuada, y esto podría ser consecuencia de “estilos educativos muy sobreprotectores o el hecho de no haberse enfrentado previamente a situaciones parecidas”, sostiene el psicólogo. Además, incide de forma particular en “estudiantes cuyas calificaciones tienden a ser altas pero que sienten la necesidad de tener un elevado control y muestran un perfeccionismo que hace que no estén tranquilos hasta que conocen su nota”.

En general, Rando recuerda la importancia de planificar el estudio para evitar que el trabajo se acumule a última hora, ya que esto genera más preocupación y, por consiguiente, ansiedad. Los servicios de atención y orientación psicológica ayudan a los estudiantes con esta planificación, enseñan técnicas de estudio y trabajan los factores personales individuales que influyen en la ansiedad.

Gestión del tiempo

Una buena planificación debe ser realista, valorar el tiempo disponible y el que se estima necesario para cada asignatura. “En ocasiones, ante la falta de tiempo es más sensato no presentarse a algún examen y poder preparar mejor los restantes que preparar todos y hacerlo mal”, advierte el psicólogo, igual que “tampoco conviene recortar muchas horas al sueño, es necesario descansar bien para poder rendir adecuadamente”.

Y si bien es cierto que en periodo de exámenes hay que invertir más horas de estudio, también lo es que hay que dejar espacio para algunas distracciones. “Llega un momento en el que el rendimiento disminuye como consecuencia del cansancio y es ahí cuando conviene introducir actividades de ocio, en las que podríamos incluir el deporte, la práctica de alguna afición, pasear o salir con amigos. Es importante el contacto social y evitar el aislamiento de los demás”, sostiene Miguel Ángel Rando, quien también dirige la Asociación Española de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios, de la que forman parte 22 centros.

Como dato, el número de consultas procedentes de mujeres en el SAP de la UMA fue muy superior al de hombres (138 de las 195 totales), lo que Rando atribuye a la mayor capacidad de hacer un ejercicio de introspección en los pensamientos y en las emociones, mientras que los varones “tienden más a evitar sus conflictos y su abordaje”.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.