Inicio /  /  Los empleos del futuro requieren formación superior

Indice ManpowerGroup

Los empleos del futuro requieren formación superior

Los empleos del futuro requieren formación superior José Luis Bonet y Josep Oliver (centro), durante la presentación del estudio en la Cámara de España

España creará 2,6 millones de nuevos empleos en el horizonte de 2026, de los cuales 2,3 millones tendrán un nivel de formación superior y 1,6 millones corresponderán a perfiles técnicos y cualificados, según recoge el último Índice ManpowerGroup.

La práctica totalidad de los nuevos empleos en los próximos diez años (2,3 de 2,6 millones) tendrán un nivel de formación alto (FP superior, licenciados, ingenieros, arquitectos, doctores y diplomados). Alrededor de 1,1 millones de los nuevos puestos de trabajo serán profesionales y técnicos de apoyo, en especial de las ramas del derecho, ciencias, salud y TIC, además de técnicos del sector sanitario y las ventas. Otros 560.000 serán trabajadores cualificados, entre los que tendrán especial protagonistmo los relacionados con sanidad, comercio y restauración. Los puestos directivos, por su parte, pasarán de aportar cerca del 5% del empleo en 2011 al 2,5% en 2026.

De acuerdo con el Índice ManpowerGroup sobre el Futuro del Empleo en España, que fue presentado en la Cámara de Comercio, serán las de Sanidad y servicios sociales, industria, comercio y servicios a las empresas las cuatro áreas de actividad que concentrarán un tercio de estos empleos (1,2 millones), cada una de ellas con una media de 300.000 nuevos puestos. Otros 800.000 corresponderán a hostelería, transportes y comunicaciones, construcción y otros servicios.

En la presentación del estudio, el director de la Región Mediterránea de ManpowerGroup, Raúl Grijalba, se refirió al a necesidad de que empresas, instituciones y gobiernos alcancen un pacto por la educación y la empleabilidad, que garantice la entrada de los jóvenes en el mercado y permita actualizar las competencias de los profesionales en los que los cambios tecnológicos provocarán un mayor impacto.

Empleabilidad y competitividad

Por su parte, el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, defendió la vinculación del sistema educativo con las necesidades competenciales de las empresas para mejorar la empleabilidad y la competitividad del tejido productivo. En este sentido, recordó que existe un desajuste entre la oferta y la demanda laboral, que se traduce en un 36,3% de parto juvenil y dificultades de las empresas para cubrir entre 300.000 y medio millón de puestos de trabajo, ha informado ManpowerGroup en una nota.

El autor del análisis, el profesor y catedrático de Economía Aplicada Josep Oliver, ha apuntado a las dinámicas de la población en edad de trabajar y ha alertado de que “no es sólo que las generaciones de menor edad hayan perdido un importante volumen de sus efectivos, y vayan a continuar perdiéndolos la próxima década, sino que también son relevantes las transformaciones en su calificación educativa”.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.