Inicio /  /  “Marca personal y networking ayudan a encontrar empleo”

Orientación laboral

“Marca personal y networking ayudan a encontrar empleo”

“Marca personal y networking ayudan a encontrar empleo” Miguel Ángel Blanco Cedrún, CEO y Decano de Spain Business School

Saber adaptar los CV a las necesidades de la empresa y dedicar un tiempo a investigar cada oferta para ver qué puede aportar cada candidato son dos pasos importantes para encontrar empleo al terminar los estudios, a lo que se añade el cuidado de la “marca personal” en la red e intentar entrar en redes de “networking”.

Al terminar los estudios universitarios los jóvenes tienen un abanico de posibilidades que, entre otras, pasan por realizar una segunda carrera, enviar sus CV a las empresas, opositar, emprender, estudiar un idioma, viajar al extranjero o estudiar un postgrado pero, “sea cual sea la opción, recomiendo trabajar la marca personal en las diferentes redes sociales, hacer el mayor networking posible y apuntarse al paro para saber los perfiles que se demandan”, asegura el CEO y Decano de Spain Business School, Miguel Ángel Blanco Cedrún.

La “marca personal” que los jóvenes dejan en las redes sociales puede ser una ventaja o un inconveniente a la hora de encontrar trabajo, especialmente cuando cada vez son más los reclutadores que recurren a estos perfiles para conocer a los candidatos. “Antes de publicar algo debemos recordar que, con Internet, las palabras no se las lleva el viento, que cualquier comentario se puede hacer viral y es imposible ponerle freno”, añade Cedrún, quien recuerda que “es importante dedicar un tiempo para trabajarse la imagen que queremos mostrar de nosotros”.

-¿A partir de qué elementos clave deben construir los jóvenes su marca personal? ¿Qué deben tener en cuenta?

Sobre todo, se debe mantener una actitud positiva, también hacia el trabajo, aunque todavía no se tenga. Hay tres grandes aspectos a los que se debe dedicar más tiempo. Primero, la optimización del perfil, pero con cosas serias, no consiste en rellenarlo poniendo hasta el colegio en el que hiciste primaria. La segunda es interactuar con temas que nos importen y con los que tenga que ver nuestra profesión. Y, por último, intentar crear una red de contactos con las invitaciones.

-¿Es habitual cuando se terminan los estudios tener clara la imagen que se “debe” transmitir?

En general, no. Cada empresa busca perfiles diferentes con cualidades diferentes. Sin embargo, hay muchos puntos que desfavorecen la imagen como puede ser el consumo de drogas o alcohol. Está muy bien que se publiquen fotos de una fiesta con familia o con amigos pero no los excesos que allí se produzcan.

-¿Esa imagen va a condicionar o limitar su futuro?

La primera impresión es la que cuenta y, cuando es mala, es más difícil hacer el cambio a positivo que al contrario. Sin embargo, también se ven muchas imágenes ajustadas a las necesidades de las empresas. Cada sector tiene las suyas, pero imaginemos una empresa que busca un analista web y en una búsqueda en la red a través de una rueda de perfiles descubre algunos que han realizado cursos en Google Analitycs o han asistido a seminarios de expertos, etc. y lo han publicado. Lógicamente, suman en vez de restar. También es importante ir trazando los objetivos que se quieren alcanzar laboralmente.

-¿Cómo podemos destacar o nos podemos diferenciar?

Hay una cosa que a ninguna empresa le gusta y es que hablen mal de ella y, aunque parezca mentira, tampoco de la competencia. Un mal comentario sobre un producto o servicio es aceptable si se emplea un tono educado. Sin embargo, criticar el puesto en el que se va a comenzar a trabajar, hacer comentarios jocosos u obscenos sobre compañeros o jefes de trabajo, publicar fotos de mal gusto… no tienen justificación en ninguna edad. Si buscamos en la red encontramos cientos de ejemplos de personas que han sido despedidas, incluso antes de comenzar a trabajar, por expresar su más sincera opinión en las redes.

-¿Qué tipo de formación es más adecuada después de terminar los estudios? ¿Qué pasos recomienda seguir?

Encontrarse con recién egresados, o con alumnos del último curso, que tengan sus objetivos claros y definidos los hay, pero no es lo habitual. Si son jóvenes que ya han introducido la cabeza en el mundo laboral, aunque sea en prácticas, saben que hoy casi todos los perfiles laborales necesitan de formación continua. En muchos casos esta formación es facilitada por las empresas según las necesidades que contemplen en sus empleados pero en otras es una necesidad que corre por cuenta propia de los empleados. Las carencias digitales son muy grandes, tanto en España como en la mayoría de países. Pero también hay una tendencia a la especialización. Las empresas cada vez necesitan perfiles más concretos, más especializados, como puede ser por ejemplo el analista web.

-¿La situación del mercado laboral deja margen a los jóvenes para decidir lo que quieren hacer o tienen que aceptar lo primero que encuentran?

La situación actual no es muy brillante, sobre todo por el tipo de contratos que hay. Es muy fácil manipular las tasas de desempleo con contratos por horas. Sin embargo, también hay muy buenas oportunidades y muchas necesidades de perfiles por parte de las empresas. Actualmente, en España hay 350.000 puestos de trabajo que están sin cubrir por falta de formación digital. Si a esto le sumamos que ni siquiera la mitad de nuestras empresas están realizando la transformación digital, la demanda de dichos perfiles se multiplicará por 10 en los próximos años. Pero no solo hay demanda de expertos en el sector digital, también hay necesidad de ellos en campos como la robótica, la inteligencia artificial o la innovación.

-¿Es posible hacer networking en las primeras etapas profesionales? ¿Cómo captar la atención de posibles colaboradores?

Sobre todo, echándole cara y perdiendo la vergüenza a “vendernos”. No se trata de presentarte ante directivos, CEOs, emprendedores… diciéndoles que eres el mejor, porque es falso (siempre habrá alguien mejor que tú, y que yo). Sin embargo, sí debes acudir a ellos con un estudio de su empresa, con un análisis de tus fortalezas y ofreciéndote para alcanzar unos objetivos que crees que pueden beneficiar a su organización. Es posible que te hagan caso y te den la oportunidad de probar.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.