Inicio /  /  César Bona lamenta que la ley educativa sea una asignatura pendiente

EDUCACIÓN ESPAÑA

César Bona lamenta que la ley educativa sea una asignatura pendiente

César Bona lamenta que la ley educativa sea una asignatura pendiente El profesor César Bona durante la entrevista concedida a Efe en Ceuta

El profesor aragonés César Bona, considerado como el mejor maestro de España tras ser el único español entre los 50 mejores maestros del mundo, ha señalado que se debe tender a "motivar más" a los niños en las aulas y ha lamentado que la ley educativa es todavía una "asignatura pendiente" en España.

En una conferencia en el Campus Universitario de Ceuta titulada “Escuchar para educar”, el docente ha señalado que el maestro debe ser consciente de que “va a encontrar piedras en el camino, por eso hay que ser perseverantes pero hay que escuchar a los niños y ver de qué están hechos para entonces entenderles un poquito mejor”.
César Bona ha afirmado que “cualquier persona que se preocupe por lo mejor de los niños está pensando en positivo porque la memorización es importante, pero tener en cuenta a los niños también. Se puede aprender de todos y especialmente de los niños”.
Sobre la ley educativa ha comentado: “Es una asignatura pendiente ya que cuando vimos todos el debate antes de las elecciones yo sentí tristeza porque la educación pasó de puntillas, se le dedicaron treinta segundos”.
César Bona ha dicho que le gustaría saber “qué van a hacer ahora porque si alguno se preocupa realmente por la sociedad en la que vive debería preocuparse por la escuela. Parece una obviedad, pero así es”.
Sobre los niveles de fracaso escolar ha opinado que “tendrían que replantearse muchas cosas y tener la visión de un niño o de un adolescente”, mirada que “falta muchas veces a esas personas que hacen las leyes”.
En su opinión, hay que “replantearse” asuntos como los recortes presupuestarios a la educación o el tamaño de los currículums, que ve “muy largos” y se basan en “meter datos y datos a los niños sin pensar en lo que necesitan”.
César Bona ha argumentado que esos datos “se traducen en más deberes por las tardes y es imposible que alguien esté motivado cuando está todo el día trabajando lo mismo”.
Los niños “necesitan jugar” y uno de los grandes retos es “dejarles con ganas de aprender”.

Por otra parte, ha señalado que la educación en España está en un momento “bonito” al entender que “durante años ha sido una profesión denostada y creo en el contagio positivo y que va por buen camino”.

Esta evolución en positivo tiene una clara lectura: “hemos estado tan ahogados en los últimos años que hemos logrado unirnos un poco y pensar que no hay que mirar a Finlandia constantemente, porque en España se hacen proyectos maravillosos y hay que sacarlos a la luz”.
El aragonés, único español que estuvo en el Global Teacher Prize o “el Nobel de los profesores”, ha indicado que la escuela “no es una burbuja y no está apartada de la sociedad y por eso es importante incidir en la trascendencia de la escuela y la educación”.

Bona, que ha colocado su libro “La nueva educación: los retos y desafíos de un maestro de hoy” entre los más vendidos, dice que la educación tiene que caminar “a hacernos mejores individuales y colectivamente, no sólo meter datos, que aportemos cosas a la sociedad e invitar a los adolescentes a participar en la sociedad”.
“No lo veo complicado porque siempre estoy rodeado de niños y ellos te contagian, si nos queda claro que no podemos pretender que los 25 sean iguales sino que todos son diferentes y todos podemos aprender de todos”, ha afirmado a EFE.
En los últimos meses Bona está recorriendo España para pronunciar conferencias. “Hablo de algo obvio que a veces se nos olvida, que es el sentido común, porque es necesario ya que si uno es maestro debe estar constantemente haciéndose preguntas y entender un poco mejor a los niños y acercarnos a ellos”.
También valora la importancia de los medios de comunicación, “que prácticamente todos los días sacan una noticia en positivo de un maestro que ha hecho algo interesante o un centro que hace que los niños participen mucho más en la sociedad … hacia ahí tiende la educación y es esperanzador”.
Su última reflexión la tiene clara: “me siento privilegiado, ahora estoy en excedencia, soy feliz aprendiendo y compartiendo con los maestros pero quiero estar en las aulas. Me incomoda que digan que soy el mejor maestro de España porque no soy mejor en nada, sólo tengo el privilegio de tener un micrófono, lo bueno es sentirse equipo”, ha añadido.




Secciones: