Inicio /  /  CEU San Pablo participa en un proyecto europeo de formación de investigadores

Cooperación europea

CEU San Pablo participa en un proyecto europeo de formación de investigadores

CEU San Pablo participa en un proyecto europeo de formación de investigadores Investigadores del Centro de Metabolómica y Bioanálisis de la Universidad CEU San Pablo

La Universidad CEU San Pablo participa con la Universidad Médica de Bialystok (Polonia) y la Universidad de Aveiro (Portugal) en el proyecto europeo ACCLifeSci (Química Analítica Avanzada para Ciencias de la Vida), destinado a la formación de investigadores y alumnos de doctorado en este campo.

El objetivo de este proyecto educativo, científico y de cooperación internacional, financiado por el Programa Erasmus+, reside en mejorar y adaptar las enseñanzas de doctorado, sobre la base de estrategias de excelencia y códigos de buenas prácticas, en las llamadas ciencias ómicas (metabolómica, lipidómica y proteómica), con un enfoque preferente hacia las técnicas de Química Analítica Avanzada para las ciencias de la vida.

El consorcio internacional recibirá una financiación de 300.000 euros que permitirá cubrir gastos de planificación, organización de los cursos, formación, entrenamiento, enseñanza y movilidad del profesorado, así como el diseño, redacción y preparación de material didáctico y recursos de e-learning, ha informado la universidad madrileña.

Las tres universidades se encargarán de preparar a un total de doce profesores para la formación de los estudiantes de doctorado en el uso de técnicas de Química Analítica Avanzada. Las actividades programadas permitirán el desarrollo de competencias transversales en educación y en investigación.

Los profesores mejorarán su formación en las otras dos universidades colaboradoras y participarán en actividades de aprendizaje, formación y enseñanza basadas en la asociación y la colaboración de los tres centros, dentro de un intercambio de experiencias a nivel europeo y en el marco de una red estable y activa de cooperación y desarrollo.

El proyecto que acaba de empezar se desarrollará hasta agosto de 2018 y se prevé que su impacto se extienda tanto a la comunidad científica como a los pacientes, lo que llevará a incrementar las posibilidades terapéuticas de diferentes enfermedades. Para la consecución de los objetivos se han previsto reuniones de los coordinadores cada seis meses, además de planes de movilidad de investigadores y reuniones anuales tanto tripartitas (presenciales cada año en un país) como jornadas de estudiantes.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.