Inicio /  /  España reduce el abandono temprano y se acerca al objetivo europeo para 2020

Indicadores educativos

España reduce el abandono temprano y se acerca al objetivo europeo para 2020

España reduce el abandono temprano y se acerca al objetivo europeo para 2020 El porcentaje de varones que dejan de estudiar es mayor que el de mujeres en España y en la UE

Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Educación indican que el abandono escolar temprano ha bajado al 19,4% en el tercer trimestre del año, tal y como se desprende de la Encuesta de Población Activa (EPA), lo que supone una reducción del 0,6% en lo que va de año.

El informe Education and Training Monitor 2016 de la Comisión Europea señala que en 2012 un 24,7% de la población española entre los 18 y los 24 años había abandonado los estudios de forma prematura, es decir, que como mucho había terminado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), un porcentaje que ha ido en descenso hasta llegar al 20% en 2015. Ahora, y en lo que va de año 2016, esta tasa ha descendido un 0,6%, de acuerdo con los datos del Ministerio de Educación, con diferencias significativas entre hombres (23,2%) y mujeres (15,4%).

España se habría convertido así, detrás de Portugal, en el país europeo que más ha bajado la tasa de abandono escolar temprano durante los últimos cuatro años (un total de 6,9 puntos) y se acerca al objetivo del 15% marcado por la Unión Europea para el año 2020. Sin embargo, las cifras siguen alejadas de la media europea de abandono escolar temprano, del 11% en 2015, prácticamente la mitad que en nuestro país.

Diferencias territoriales

El propio informe de la comisión coloca a España en lo más alto de la Unión Europea en abandono escolar temprano y alerta de las disparidades que existen entre las distintas comunidades autónomas. A la cabeza se encuentran Ceuta y Melilla, con un 26,9%; Baleares (26,7%); Andalucía (24,9%) y Extremadura (24,5%). Por el contrario, hay autonomías con una tasa incluso por debajo de la media europea como son País Vasco (9,7%), Cantabria (10,3%) o Navarra (10,8%). Otras comunidades como Madrid (15,6%), Castilla y León (16,7%) o Asturias (16,8%) se encuentran muy cerca del objetivo del 15% en 2020.

Además de las desigualdades territoriales, existen disparidades motivadas por factores como el género, la situación socioeconómica de las familias o la población inmigrante, cuyo porcentaje de abandono en 2015 era más de 13 puntos superior a la media española (33,3%).

El bajo desempeño educativo y el número de repetidores son considerados factores críticos para alcanzar los objetivos. España se encuentra entre los países de la OCDE con un índice más elevado de repetidores (32,9%), muy por encima de la media del 12,4% de los países desarrollados. A este respecto, la Comisión Europea advierte de que el uso recurrente de la repetición de curso puede agravar las desigualdades educativas y apunta que la LOMCE busca mejorar el desempeño escolar pero no incluye medidas específicas para solucionar esta tendencia.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.