Inicio /  /  Un euro solidario por cada hora de estudio

Sensibilización

Un euro solidario por cada hora de estudio

Un euro solidario por cada hora de estudio Los euros recaudados se destinan a proyectos de cooperación en distintos países (Foto: OSE)

Centros de enseñanza, universidades y organizaciones de toda España participan hasta el 5 de diciembre en la Olimpiada Solidaria de Estudio (OSE), con la que por cada hora de estudio que invierte un alumno se destina un euro a un proyecto de cooperación.

La convocatoria de 2015 se cerró con la implicación de 53.510 estudiantes de ocho países, cinco de ellos europeos (España, Bélgica, Francia, Croacia y Portugal), dos africanos (R.D. del Congo y Burundi) y uno americano (Haití), que sumaron 530.349 horas. En España fueron 44.815 los jóvenes involucrados, que consiguieron un total de 417.241 horas, según el balance de la organización. Este año se espera llegar a las 600.000 horas y los 60.000 participantes.

Las horas reunidas por los alumnos españoles en las comunidades de La Rioja, Cantabria, Navarra, País Vasco, Cataluña y Galicia, junto a los de Croacia y Portugal, se destinarán a un proyecto para la reconstrucción de tres escuelas devastadas por el terremoto en Ecuador. Mientras, las horas de estudio reunidas por los participantes de las comunidades de Madrid, Aragón, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura, Islas Canarias, Asturias, Ceuta y Melilla se dedicarán a un proyecto educativo en El Salvador y a otro de cirugía para niños en la R.D. del Congo.

Para participar, los alumnos pueden buscar las salas adheridas en sus respectivas ciudades y comprometerse a estudiar un mínimo de una hora, por cada una de las cuales un patrocinador destinará un euro a este proyecto que, avalado por la UNESCO, nació en La Rioja hace 15 años y que cuenta con el apoyo oficial de este gobierno autonómico, así como de entidades públicas y empresas privadas.

Organizada por las ONGs Coopera, ACTEC y Cooperación Internacional, la iniciativa tiene como objetivo educar a los jóvenes en los valores de solidaridad y de responsabilidad social, sensibilizar sobre las realidades socioeconómicas y políticas de las poblaciones más desfavorecidas y ofrecerles la oportunidad de vivir de manera activa estos valores. De este modo se pretende mejorar las condiciones de vida de las personas más desfavorecidas y estimular a los jóvenes, al mismo tiempo, para que adquieran actitudes y comportamientos solidarios.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.