Inicio /  /  Jump Math ayuda a mejorar las notas en matemáticas

Innovación educativa

Jump Math ayuda a mejorar las notas en matemáticas

Jump Math ayuda a mejorar las notas en matemáticas El colegio Edith Stein de Madrid es uno de los centros que aplica esta innovación educativa

Un programa de enseñanza y aprendizaje de matemáticas ayuda a los alumnos a perder el miedo a la asignatura, mejora su autoestima y el rendimiento académico del 90% de la clase, según sus promotores. Más de 11.000 estudiantes y una comunidad de 1.000 docentes utilizan Jump Math en España.

Esta innovación educativa, que cubre Educación Infantil a partir de los cinco años, Primaria y hasta el segundo curso de la ESO, ha sido desarrollada por expertos y doctores matemáticos en Canadá, donde funciona desde el año 2006. Introducido en España por UpSocial desde el curso 2013-2014, el programa se basa en el método del descubrimiento guiado, las dinámicas participativas, la evaluación continua y la división de las lecciones en pequeñas unidades fácilmente asumibles.

Los responsables del programa explican que su desarrollo ha tenido en cuenta las ocho prácticas matemáticas establecidas por los Estándares Comunes de Matemáticas, es decir, entender los problemas y perseverar en su resolución; razonar de manera abstracta y cuantitativa; construir argumentos viables y evaluar el razonamiento de otros; la representación con modelos matemáticos; la utilización de herramientas apropiadas de manera estratégica; la atención a los detalles y a la precisión; la búsqueda y utilización de patrones, junto a la uniformidad en los razonamientos repetidos.

jumpmath_edithstein_161215_1

Margarita Vázquez, tutora de 1º de Primaria, Juan Antonio Perteguer, director del Colegio Edith Stein, y Miquel de Paladella, director de Jump Math España

Durante su presentación en el colegio Edith Stein de Madrid, el director de Jump Math España, Miquel de Paladella, se ha referido a las competencias matemáticas que alcanzan los estudiantes como uno de los principales problemas del sistema educativo en España. De hecho, los datos de PISA indican que dos de cada nueve alumnos no alcanzan el nivel básico de matemáticas y sólo siete de cada diez puede aspirar a una de las carreras STEM (científico-técnicas), las que demandarán el mayor número de puestos de trabajo cualificado en los próximos años. El fracaso en matemáticas tiene, además, consecuencias negativas en los menores, ya que reduce la autoestima, genera desmotivación y condiciona el clima en el aula.

Aparte del hecho de que los países con mejores resultados en la prueba internacional dedican entre cuatro y cinco horas a la semana a esta materia, frente a las tres o cuatro en España, los responsables de Jump Math llaman la atención sobre la necesidad de promover innovaciones pedagógicas basadas en la ciencia cognitiva para enseñar los conceptos matemáticos a través del descubrimiento guiado y la manipulación, y así evitar caer en los procesos mecánicos de resolución matemática.

Añaden que los estudios han demostrado una mejora de las notas y su eficacia en niños con trastornos de conducta y autismo. En el curso 2014-2015, Jump Math participó en los laboratorios educativos promovidos por Fundación Telefónica, donde se realizó una prueba de control con un proceso de evaluación externa. Las principales conclusiones del informe, llevado a cabo por el Centro de Investigación para la Educación Científica y Matemática (CRECIM) de la Universitat
Autónoma de Barcelona (UAB), fueron que la mayoría de estudiantes pasaba de suspender a aprobar y que aquellos que habían aplicado más el programa mejoraban su puntuación en más de 2,1 puntos.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.