Inicio /  /  La evaluación tradicional se enfrenta a las nuevas formas de aprendizaje

Impacto de las TIC

La evaluación tradicional se enfrenta a las nuevas formas de aprendizaje

La evaluación tradicional se enfrenta a las nuevas formas de aprendizaje La presentación del informe tuvo lugar en el Instituto Cervantes (Foto: Samsung)

La incorporación de las tablets en las aulas tiene un impacto positivo en el aprendizaje y el desarrollo de las competencias, ya que favorece la motivación, la atención, el sentido de la iniciativa, la capacidad para aprender, las habilidades digitales y otras esenciales como el trabajo en equipo o la creatividad.

Esta es una de las conclusiones del informe “El impacto de la tecnología en el aprendizaje”, elaborado a partir de la experiencia de la aplicación del proyecto Samsung Smart School en 29 centros públicos de toda España durante el curso 2015-2016. El programa, que cuenta con la colaboración del Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, se encuentra enfocado a alumnos de 5º y 6º de Primaria, mayoritariamente de centros situados en las zonas menos digitalizadas, rurales, con elevado abandono escolar y desempleo de 13 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

La investigación realizada a partir de esta experiencia constata la influencia que ejercen las TIC en el aprendizaje de los alumnos, no sólo en cuanto a motivación, atención o actitud sino también en el desarrollo de las competencias específicas y transversales. Sin embargo, advierte de que las nuevas formas de aprendizaje activo, por proyectos o productos grupales son aspectos todavía incompatibles con los sistemas de evaluación tradicional, y apunta a otros aspectos a mejorar en el futuro como la falta de cobertura y conectividad a Internet, problemas técnicos de carácter más puntual o las carencias formativas del profesorado.

Pese a estas recomendaciones, el informe se muestra optimista en cuanto a los resultados de la experiencia de la incorporación de las tablets en las aulas, en las que alumnos y docentes aseguran desarrollar semanalmente acciones propias de una alfabetización digital como escribir, trabajar con apps, buscar información en Internet o colaborar con sus compañeros.

Las tablets han formado parte de la enseñanza en todas las asignaturas del currículum, desde Matemáticas, Ciencias o Lengua a Plástica, Educación Física o Música, y han sido empleadas en diversas actividades y estrategias didácticas como la búsqueda de información, la resolución de problemas y los proyectos colaborativos. Las más valoradas por los estudiantes, añade la investigación, son aquellas que les resultan dinámicas, interactivas e interdisciplinares, como la utilización en las salidas al campo (para preparar los itinerarios, buscar información histórica o hacer fotos) o en actividades audiovisuales como grabarse en vídeo, realizar entrevistas de audio o crear audiolibros en inglés.

A su vez, estos dispositivos han permitido una individualización del aprendizaje que respeta los ritmos de los alumnos y facilita la colaboración, así como la atención a la diversidad y las necesidades educativas especiales, destaca el estudio en sus conclusiones.

 




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.