Inicio /  /  La Universidad de Valladolid apuesta por la formación de los orientadores educativos

Acuerdo de colaboración

La Universidad de Valladolid apuesta por la formación de los orientadores educativos

La Universidad de Valladolid apuesta por la formación de los orientadores educativos El rector y la presidenta de la ACLPP (izqda), tras la firma del acuerdo (Foto: Carlos Barrena/Uva)

La Universidad de Valladolid y la Asociación de Psicología y Pedagogía han firmado un convenio para colaborar en la formación continua de los orientadores educativos. En Castilla y León hay medio millar de orientadores que apoyan a los escolares en su proceso de aprendizaje y trayectoria académica.

El acuerdo firmado por el rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel San José, y la presidenta de la Asociación Castellano-Leonesa de Psicología y Pedagogía, María de las Olas Rodríguez Hernández, sienta las bases de una colaboración cuya primera actuación será la realización del curso estival “Nuevos Retos de la Orientación ante la Educación Inclusiva”, del 30 de junio al 2 de julio en el Campus de la UVa en Palencia.

La asociación ha valorado la oportunidad que supone la firma de convenios de colaboración con las universidades de la región para colaborar en actividades formativas conjuntas que deriven en un desarrollo integral de todo el alumnado. En la firma ha estado también presente la decana de la Facultad de Educación del campus de la Universidad de Valladolid en Palencia, Carmen Alario, promotora de este convenio.

En Castilla y León, según datos facilitados tras la firma del acuerdo, hay 524 orientadores educativos en la enseñanza pública y que forman parte del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria de la Especialidad de Orientación Educativa. Estos profesionales trabajan en los departamentos de orientación de institutos de Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato, así como en equipos de orientación educativa y psicopedagógica y de Atención Temprana, que atienden a alumnos de Infantil y Primaria, y equipos especializados en escolares con discapacidad motórica y auditiva, con altas capacidades y trastornos de conducta. Los centros concertados y privados tienen, por su parte, un orientador propio que atiende a todos los alumnos.

Entre sus funciones figuran el apoyo al proceso de enseñanza y aprendizaje, la inclusión educativa, la equidad y la igualdad de oportunidades; el apoyo al plan de acción tutorial con programas y estrategias para la convivencia, el desarrollo de la inteligencia emocional o la lucha contra el abandono escolar prematuro; así como el apoyo al Plan de Orientación académico y profesional durante toda la vida escolar de los jóvenes, para favorecer el proceso de toma de decisiones académicas y profesionales.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.