Inicio /  /  Las familias de los escolares con Down prefieren los centros ordinarios

Educación inclusiva

Las familias de los escolares con Down prefieren los centros ordinarios

Las familias de los escolares con Down prefieren los centros ordinarios La educación inclusiva aumenta la autonomía y la motivación del alumnado (Foto: EFE/Archivo)

Las familias de los alumnos con síndrome de Down valoran la educación que estos escolares reciben en los centros ordinarios, a los que acude el 99% de estos escolares, mientras que apenas el 1% se encuentra escolarizado en centros específicos.

Sin embargo, la falta de medios y de recursos supone un problema para la inclusión de los menores con necesidades específicas. Aunque los docentes se muestran también favorables a la inclusión, consideran que no disponen de la formación, tiempo, recursos y apoyos necesarios para llevar a cabo una educación en las condiciones adecuadas.

Así lo indica un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla, en el que han participado 218 padres y madres de doce Asociaciones de Síndrome de Down españolas y en el que se han realizado entrevistas a docentes, orientadores y responsables pedagógicos de asociaciones síndrome de Down que ejercen su labor educativa en centros escolares.

El profesor José María Fernández Batanero destaca que la educación inclusiva aumenta la autonomía y la motivación del alumnado con síndrome de Down, frente a la sobreprotección de los progenitores en épocas pasadas. La elección del centro escolar se realiza en función de los recursos humanos y materiales existentes, y son los de titularidad pública y los centros concertados los que muestran una mayor discrepancia en relación a los apoyos disponibles.

Los profesionales demandan una formación más especializada para responder a las necesidades personales de los alumnos. En la actualidad, suelen ser los profesores formados en Educación Especial y Pedagogía Terapéutica los que ejercen de vínculo y de vía de comunicación entre la familia y el centro educativo, frente a la figura del tutor tradicional que, por lo general, tiene menos habilidades en este campo. La formación inicial en las Facultades de Educación y permanente a lo largo de toda la carrera docente, en relación con la atención a la diversidad, constituye uno de los criterios de calidad de todo sistema educativo que camine hacia la inclusión, aseguran los investigadores.

El grupo de expertos de la Facultad de Ciencias de la Educación coordina además en la Universidad de Sevilla un proyecto europeo sobre la enseñanza y aprendizaje en educación especial a través de las TICs, titulado “Teaching and learning in special education with information communication techonologies”, en el que participan un total de once países.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.