Inicio /  /  Las universidades piden una ley de subvenciones más flexible para agilizar la I+D

Actividad investigadora

Las universidades piden una ley de subvenciones más flexible para agilizar la I+D

  • El Gobierno informa a la Crue de que ultima la creación de una Agencia Española de Investigación

Las universidades piden una ley de subvenciones más flexible para agilizar la I+D Imagen del Laboratorio de Materiales cedida por la Universidad Carlos III de Madrid

La Ley General de Subvenciones que se aplica también a la investigación genera una situación de bloqueo y desánimo entre el personal de gestión e investigador, advierten las universidades españolas, que plantean como solución una flexibilización de la normativa actual o una nueva ley específica para la I+D.

Así se puso de manifiesto en el Pleno de la Comisión Sectorial de I+D de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue), donde los distintos vicerrectores constataron la preocupación por “la carga de gestión que crece exponencialmente en cuanto a la cantidad de documentos, requerimientos o auditorías que surgen para justificar los gastos de los proyectos”, una situación derivada del hecho de que “la ley actual no está pensada para la investigación, ya que necesita flexibilidad porque surgen continuamente cambios que hay que resolver sobre la marcha”, ha explicado el secretario ejecutivo de la comisión y vicerrector de Investigación de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos.

Flexibilidad, aclara, no significa que no se justifiquen los gastos, sino poner fin a una “situación angustiosa” que provoca que las unidades de gestión tengan que dedicar una parte importante de sus recursos y personal a preparar la documentación para responder a los requerimientos. Además, genera desánimo entre los investigadores, a los que se pide que justifiquen la compra de aparatos o asistencias a congresos que han podido tener lugar hace años y de los que ya casi no se acuerdan.

En la reunión de la comisión, celebrada en la Universidad de Valladolid, participaron la directora general de Investigación Científica y Técnica, Marina Villegas, y el secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Juan María Vázquez, quienes informaron a los vicerrectores de la inminente creación de la Agencia Española de I+D, una medida que se encontraría en el último paso para su aprobación y que, entre otras cosas, ayudaría a agilizar los trámites para la gestión de las inversiones.

Aparte de un aumento de la financiación de la I+D, los responsables universitarios reclaman que haya un marco estable de fechas para las convocatorias de proyectos, en lugar de la dinámica de los últimos años en los que “van saliendo cuando se puede”. También se volvió a poner de manifiesto que el elevado nivel de producción científica en las universidades no se traduce en un adecuado volumen de patentes o en la transferencia del conocimiento a las empresas y el sector privado, cuestión en la que son conscientes de que hay que avanzar.

Otro de los asuntos abordados fue la mejora de la gobernanza de las universidades para dar más peso a la actividad de los investigadores y clarificar la actividad profesional entre la docencia y la investigación, así como la necesidad de crear un grupo de trabajo específicamente dedicado a la divulgación de la ciencia, porque “somos conscientes de que hemos hecho mal en no divulgar y de que debemos transmitir lo que hacemos para que la sociedad lo pueda valorar”, apunta Ángel Pazos, quien precisa que se trata de “crear una red en la que participemos todos para dar más valor a la comunicación y la difusión”.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.