Inicio /  /  Las universidades públicas necesitan 1.300 millones de euros para alcanzar la gratuidad

Educación Superior

Las universidades públicas necesitan 1.300 millones de euros para alcanzar la gratuidad

Las universidades públicas necesitan 1.300 millones de euros para alcanzar la gratuidad España, entre los países más caros de Europa en estudios superiores, según el informe de CC.OO.

Las universidades públicas necesitarían una inyección de 1.300 millones de euros anuales para avanzar hacia la gratuidad existente en otros países europeos, señala el sindicato Comisiones Obreras, que ha elaborado un estudio comparativo de 37 sistemas universitarios y ha analizado la evolución de los precios públicos en España entre los años 2011 y 2016.

Doce países europeos, entre los que se encuentran potencias como Alemania, Dinamarca, Finlandia, Noruega o Suecia, tienen precios de matrículas de grado y máster gratuitas o por debajo de 100 euros. Caso muy alejado de España, donde los precios del grado se sitúan entre los 1.000 y los 2.000 euros, mientras que los del máster superan los 2.000, con diferencias en ambos casos que llegan a triplicarse entre las comunidades autónomas más caras y las más baratas, de acuerdo con un estudio comparativo de 37 países realizado por el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.)

En la actualidad, las universidades públicas ingresan alrededor de 1.670 millones en matrículas de grado y máster. Una cifra de la que, descontados los 350 millones en concepto de becas, se desprende que las administraciones tendrían que aportar 1.300 millones al año, el equivalente al 0,13% del PIB, para avanzar hacia la gratuidad que mantienen la mayoría de los países europeos más avanzados. “Puede parecer mucho, pero es necesario si hay voluntad real de que la educación superior sea un elemento fundamental”, sostiene el responsable de Universidad de la Federación de Enseñanza de CC.OO, Julio Serrano.

La tabla muestra la evolución del precio del crédito de matrícula por comunidades autónomas

Desde 2012 los precios de la matrícula en las universidades públicas se han disparado por dos razones principales, recuerda Serrano. Por un lado, por el Real Decreto 14/2012 que introducía medidas relativas a la aproximación de los precios públicos de los servicios académicos a su coste efectivo, y establecía una horquilla de mínimos y máximos que oscilaban entre el 15 y el 25 por ciento para la primera matrícula y entre el 90 y el 100% para la cuarta. Incluso, para los estudiantes extranjeros directamente se podía plantear el 100%, lo que habría podido contribuir a que haya pocos alumnos de otros países en nuestras aulas.

Al mismo tiempo que las administraciones autonómicas, por otro lado, han reducido sus aportaciones a las universidades, algunas autonomías han aplicado un aumento importante de los precios desde el curso 2012-2013, “mientras que otras han entendido la situación y han mantenido una política más razonable”. El resultado: importantes desigualdades que se agudizan en los estudios de máster, en los que “para acceder tienes que tener mayor nivel económico”.

En casi todos los países analizados, subraya el responsable sindical, además de una política de precios más baja y acorde a la conferencia de la Unesco de Educación Superior para el siglo XXI, para facilitar el acceso existe una política de becas importante, beneficios fiscales para las familias de los estudiantes y un sistema de préstamos, que no sustituye a las becas. “España es el único país, junto con otros tres, en el que no hay ni préstamos ni beneficios fiscales ni ayuda a las familias, sólo becas, y menos de las necesarias”, añade Serrano.

La solución pasa por derogar el Real Decreto, porque es de obligado cumplimiento, y buscar un sistema que reduzca las desigualdades entre estudiantes de las diferentes comunidades autónomas, reducir los precios de las matrículas hasta alcanzar la gratuidad y, en todo caso, acercar los precios de los másteres a los de grado, “y esto tiene un coste económico”, asume el responsable del sindicato.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.