Inicio /  /  “Los certificados de inglés evitan sorpresas sobre el nivel de los alumnos”

Entrevista

“Los certificados de inglés evitan sorpresas sobre el nivel de los alumnos”

“Los certificados de inglés evitan sorpresas sobre el nivel de los alumnos” Niveles de inglés establecidos dentro del Marco Común Europeo

Cambridge English Language Assessment acude este año a AULA para informar a los jóvenes sobre los requerimientos de inglés para graduarse en España o para acceder a centros de educación superior en el extranjero, así como de los niveles de idiomas del Marco Común Europeo de Referencia que exigen las universidades españolas y de habla inglesa.

Cambridge English informará también de la importancia del alcance internacional de los certificados, para que sean un auténtico pasaporte para los universitarios que quieran continuar sus estudios fuera de las fronteras españolas y europeas. Su responsable de Marketing, Xavier Ballesteros, destaca la conveniencia de conocer cuanto antes el progreso de los alumnos para garantizar el correcto aprendizaje desde edades tempranas.

2014 - Xavi2-¿Cuándo hay que empezar a obtener los certificados en inglés? ¿Para qué sirven por ejemplo los que se realizan en Primaria?

Los títulos de Primaria son, fundamentalmente, para conocer el progreso de los alumnos, saber en qué destrezas pueden mejorar y estimularles. Esto último es muy importante, y el hecho de recibir un certificado de Cambridge English conlleva una relevante carga motivacional. Opino que habría que empezar a medir los resultados de los alumnos en cuanto sean capaces de desarrollar las pruebas. De esta manera, los padres se evitan sorpresas posteriores, cuando el alumno alcanza un cierto curso y se descubre que su conocimiento de la lengua inglesa es aún elemental.  

-¿Qué diferencias principales hay entre los distintos tipos de inglés existentes en la actualidad?

Sin entrar en un análisis de los diferentes tipos de exámenes que proveen distintos organismos sí diré que, a la hora de elegir, consideramos importante que los candidatos analicen la validez del certificado por el que van a postular. Uno de los principales indicativos del valor y de la calidad de un certificado de idiomas reside en la posibilidad de que un elevado número de universidades, empresas e incluso organismos de inmigración lo admitan como evidencia del nivel de inglés. La prueba de fuego es que ese mismo certificado lo acepten terceros; en este aspecto reside su gran valor como prueba de que el examen refleja lo que una persona es realmente capaz de hacer con el idioma.

-¿La educación en España es menos exigente con el idioma que en otros países europeos?

No lo creo. En los últimos años se ha realizado un tremendo esfuerzo para mejorar el aprendizaje de un segundo idioma en los colegios de nuestro país y creo que ya se están viendo los frutos en el nivel de inglés de los alumnos españoles.

-¿Qué opina del modelo de enseñanza bilingüe en los colegios en lo que a la enseñanza del inglés se refiere?

El bilingüismo bien aplicado siempre sirve para sumar. Un alumno es perfectamente capaz de aprender dos idiomas a la vez, e incluso tres. En un futuro le va a servir para “comunicarse con el mundo”.

-¿Los profesores están suficientemente formados para este modelo de enseñanza? ¿Participa Cambridge en los programas de formación de estos profesores?

Diría que, en líneas generales, sí. Dentro del fomento del bilingüismo en la educación española, un gran reto ha sido la formación del profesorado y, si bien en los comienzos de estos proyectos esto pudo suponer un problema, es algo que se está superando. Desde Cambridge English damos apoyo a los profesores con multitud de seminarios online y presenciales, con recursos en nuestra página web y una newsletter dirigida a profesores. Además, recientemente, hemos entrado en un proyecto para colaborar en la formación de los asistentes de conversación en inglés.

-¿Por qué el inglés se ha convertido en uno de los principales filtros en la selección de personal?

Porque es un criterio demandado pero con poca oferta. No obstante, esto está cambiando rápidamente. Cada vez más, se presentan candidatos con un buen nivel de inglés: alumnos que han viajado, que han aprovechado una beca o que han vivido y trabajado fuera.

-¿Los jóvenes son conscientes de la importancia y dimensiones del idioma o hace falta más información?

Creo que hoy en día están muy concienciados. El inglés ha dejado de ser una asignatura más para convertirse en una destreza que los alumnos perciben como fundamental en lo que ahora es una aldea global.

-Parece que asistimos a una especie de fiebre del inglés con campamentos, actividades, métodos didácticos… ¿Qué consejos daría a las familias en este sentido?

El primer consejo es informarse bien sobre la calidad de la actividad en cuestión sobre aspectos como los organismos que la sustentan desde el punto de vista pedagógico. La enseñanza del inglés, y de cualquier otra materia, no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana. En nuestro caso, por ejemplo, en lo que respecta a la evaluación, tenemos más de cien años de historia a nuestras espaldas y un equipo muy riguroso de especialistas que avalan con estudios rigurosos cada una de nuestras acciones. Dicho esto, toda exposición al idioma es positiva para afianzar los conocimientos y perder el miedo a usar el inglés como medio de expresión.

-¿Qué consejos le daría a los estudiantes para alcanzar el éxito con el idioma?

Persistencia y motivación. El aprendizaje de un idioma es una labor a largo plazo, y por lo tanto hay que avanzar paso a paso, sin desanimarse, tomándoselo con ganas y motivación.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.