Inicio /  /  Los editores advierten de la situación de la lectura en la enseñanza

Informe de FGEE

Los editores advierten de la situación de la lectura en la enseñanza

Los editores advierten de la situación de la lectura en la enseñanza Un informe subraya la importancia de la lectura en el desarrollo y progreso social

El último informe “La Lectura en España” de la Federación de Gremios de Editores de España alerta sobre la situación de las bibliotecas escolares, así como el tratamiento que la lectura y la competencia lectora reciben en la LOMCE.

El informe de la Federación de Gremios de Editores llama la atención sobre la importancia trascendental de la lectura en el desarrollo y progreso social de los países, y considera en este sentido que su fomento debe formar parte de las políticas culturales. Por ello, sostienen que España debe seguir haciendo una apuesta decidida por la lectura.

El informe aborda la situación de esta competencia en las leyes educativas y compara el tratamiento recibido en la LOE y en la posterior LOMCE. La primera, según explican, establecía que la lectura constituye un factor fundamental para el desarrollo de las competencias básicas, así como que la organización de la práctica docente de los centros debía garantizar la incorporación de un tiempo diario de lectura no inferior a 30 minutos a lo largo de todos los cursos de Primaria.

En la LOMCE, esta asignación temporal ha quedado difuminada en “un tiempo diario” y ha quedado incluida dentro de una serie de “elementos transversales” que deben tratarse en todas las asignaturas, de manera que comparte espacio con cuestiones dispares, precisan.

Asimismo, la LOE ofrecía un detallado análisis del significado de leer y de la comprensión lectora, así como una propuesta curricular coherente con ese marco teórico, mientras que la propuesta de la LOMCE resulta “superficial y confusa”. De acuerdo con el informe, y pese a las exigencias de la OCDE, la actual ley educativa en vigor no avanza respecto al marco creado en el anterior sistema, además de que “es necesario acudir a su desarrollo en decretos y órdenes para encontrar alguna referencia destacable, aunque no siempre podamos valorarla positivamente”.

El análisis de los editores también se refiere a la “marginación” de las bibliotecas escolares, que afecta a la baja competencia lectora e informacional de una parte importante de la ciudadanía. En este sentido, aunque desde el año 2008 hasta la actualidad han transcurrido los años de máximo desarrollo de las bibliotecas escolares, sostiene que se han producido dos etapas, con un impulso inicial que culminó hacia 2011 y un periodo de estancamiento e incluso de retroceso que llega hasta 2016.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.