Inicio /  /  Los estudiantes claman en la calle contra un sistema educativo “insostenible”

EDUCACIÓN PROTESTAS

Los estudiantes claman en la calle contra un sistema educativo “insostenible”

Los estudiantes claman en la calle contra un sistema educativo Alumnos concentrados delante del Ministerio de Educación convocados por el Frente de Estudiantes.EFE

Convocados por el Frente de Estudiantes (FdE), alumnos de institutos y universidades públicas participaron de manera desigual el jueves pasado en una huelga, manifestaciones y concentraciones en una veintena de ciudades para denunciar que el sistema educativo es "insostenible".

Los motivos, argumentan, son la Lomce, la reforma universitaria, en concreto el “decreto 3+2”, las tasas de matrícula y las prácticas “sin remunerar” de FP en empresas.
“Tocará volver a la calle y, así, hasta que consigamos algo”, ha anunciado Jennifer Khan Szafer, una de las portavoces de esta organización estudiantil (fundada en 2015) en la Comunidad de Madrid.
La huelga ha ido “bastante bien” en lugares como Barcelona, León o Murcia y las aulas han estado “prácticamente vacías” en Valencia, aseguró a la prensa.
No obstante, fuentes ministeriales consultadas por Efe han definido como “insignificante” el seguimiento de la huelga, la primera en la enseñanza desde que Íñigo Méndez de Vigo fue nombrado ministro de Educación (ahora en funciones), en junio del año pasado.
Preguntado por la prensa sobre la movilización, el ministro ha insistido en que el departamento ha sido “dialogante” y lo ha “demostrado”.
Tras meses sin prácticamente movilizaciones en la educación pública, los alumnos estaban llamados a dejarse notar en las calles para denunciar la situación de la educación pública.
En Barcelona, varios miles de universitarios y alumnos de secundaria participaron en sendas manifestaciones, sin incidentes, convocadas por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y el Front d’Estudiants-Catalunya.
Protestaron contra el “decreto 3+2” del Gobierno central, que permite carreras de tres cursos, lo que supondría tener que cursar posteriormente másteres de dos años, según los estudiantes.
La huelga tuvo más participación en los estudios de letras que en los técnicos.
La portavoz del SEPC, Andrea Terrón, aseguró que el seguimiento fue muy elevado en los campus públicos catalanes, especialmente en la Universidad Autónoma de Barcelona, que vivió tres jornadas consecutivas de paro.
En Cataluña hubo corte del servicio de los Ferrocarriles de la Generalitat por parte de una veintena de encapuchados y algunos contenedores quemados en la Autónoma.
También miles de estudiantes salieron a las calles de Valencia para protestar contra la reforma universitaria y mostrar oposición a la aplicación de la Lomce.
La manifestación fue convocada de forma simultánea por el FdE, por un lado, y el Front Estudiantil Unificat (FEU-València) y los sindicatos universitarios Acontracorrent, SPEC y BEA por otro.
El miembro del FdE y estudiante de FP Rubén Muñoz dijo a EFE que, con el “decreto 3+2”, los hijos de los trabajadores “no podrán estudiar” en la universidad debido al “encarecimiento de los precios”. Un máster en un universidad pública “cuesta de media unos 6.000 euros”, aseguró.
En Madrid, alrededor de 300 alumnos remataron la movilización con una concentración enfrente del Ministerio de Educación para reclamar que no haya empresas en la enseñanza pública, a favor de una educación de calidad y de un movimiento estudiantil unido y fuerte.
Varias decenas se congregaron por la mañana delante de los rectorados de las universidades Complutense y Autónoma.
A los estudiantes les está costando “muchísimo” seguir en la educación porque las matrículas universitarias son “increíblemente altas” y los alumnos de los institutos tienen que soportar una ley de educación “prehistórica”, indicó Jennifer Khan Szafer, tesorera del FdE en la Comunidad de Madrid.
Además, los alumnos de FP en prácticas generan una riqueza a las empresas por las que no son compensados, añadió.
No obstante, cuestionó que cualquier otro gobierno pudiera hacer algo por una educación pública de calidad, porque las reformas, aseguró, vienen desde la UE.
Más de 4.000 alumnos de primaria, ESO y bachillerato de Castilla y León -un 2,72 % del total- secundaron la huelga, con manifestaciones de varios cientos de estudiantes en Salamanca, Burgos, León y Valladolid. También hubo marchas de protestas en Granada, Logroño y Santander, entre otras ciudades.




Secciones: