Inicio /  /  Los informáticos se movilizan por su equiparación al resto de las ingenierías

Cualificación profesional

Los informáticos se movilizan por su equiparación al resto de las ingenierías

Los informáticos se movilizan por su equiparación al resto de las ingenierías La Comisión Europea estima una sobredemanda de hasta 1,3 millones de profesionales (Foto: UPM)

Los informáticos españoles están dispuestos a llegar hasta el final para conseguir la equiparación con el resto de las ingenierías que reclaman desde que el Real Decreto 1837/2008 les dejara fuera del reconocimiento de cualificaciones profesionales.

Los profesionales del sector, representados por el Consejo General de Colegios Profesionales de Ingeniería Informática (CCII) y el de Ingeniería Técnica Informática (CONCITI); los centros universitarios agrupados en la Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática (CODDII); y la Reunión de Estudiantes de Ingenierías Técnicas y Superiores en Informática (RITSI) se han agrupado para denunciar el “agravio comparativo” que sufren la Ingeniería Informática y la Ingeniería Técnica Informática respecto al resto de las ingenierías y que afecta a unos 205.000 estudiantes y titulados.

Después de años de protestas y movilizaciones, los informáticos reclaman que se solucione una situación que “debería ser temporal pero ante la que el Gobierno siempre ha alegado que ‘no era el momento’ o la falta de oportunidad”, explica el presidente de CONCITI, Marcos Mata. Sin embargo, el sector sí ha visto ahora una oportunidad al hilo del proceso de actualización del polémico decreto, actualmente en curso, que en pocas palabras “servirá para que la Unión Europea sepa qué profesiones están reconocidas en España, y la Informática no va a estar, porque no se incorporó en 2008 y porque hemos conocido el informe del Ministerio de Industria, que no hace referencia a las reclamaciones”, lamenta.

Las modificaciones al real decreto que permitirán que las distintas cualificaciones puedan acceder a la Tarjeta Profesional Europea volverán de esta forma a dejar fuera a este colectivo. Por ello, piden acceder a esta tarjeta en igualdad de condiciones al resto de cualificaciones de Ingeniería o Ingeniería Técnica, en la que supone la segunda especialidad en volumen tras la Industrial. Titulaciones que, por otro lado, tienen “una elevada demanda y dinamismo en el mercado laboral” y cuya “anormal” situación puede tener una importante repercusión en su movilidad internacional. “La Comisión Europea ha estimado una sobredemanda de hasta 1,3 millones de profesionales de nuestro sector que hasta 2020 no podrán ser satisfechos por la oferta formativa europea”, recuerda Marcos Mata.

En el plano académico, las universidades han seguido durante los últimos años los requisitos para la verificación de las titulaciones de Ingeniería Informática e Ingeniería Técnica Informática que el Consejo de Universidades aprobó en 2009 como “recomendaciones” (y no como orden ministerial), con “la consecuencia implícita de que no conlleva un reconocimiento de las competencias profesionales”, apunta el presidente de CONCITI.

Discriminación

La situación afecta además al acceso a becas y expone a los estudiantes a pagar mayores tasas universitarias porque, aunque las universidades han tenido mayoritariamente un trato equitativo con estas titulaciones respecto al resto de las ingenierías, “existe un riesgo de que no sea así y de hecho ya ha ocurrido en algunos centros”. También tiene repercusiones en el acceso a plazas públicas, donde se da incluso la paradoja de que cuando se pide un nivel de FP se exige una titulación de Informática, pero cuando se pide un licenciado o graduado puede ser “de cualquier rama”, como muestran algunas convocatorias. “No queremos trato de favor sino equiparación con el resto de ingenierías”, defiende Mata.

España sería el único de los cinco principales países de la UE que mantiene una situación anormal y de agravio comparativo respecto al resto de ingenierías, algunas de las cuales podrían estar ejerciendo presiones en contra de los intereses de los informáticos, admiten. Entre sus demandas, el sector solicita que se adopten las medidas para la inclusión en la base de datos de profesiones reguladas de la Unión Europea, y que se añada “una disposición adicional que establezca como orden ministerial y no como recomendación los requisitos para la verificación de las titulaciones, en igualdad con resto de las ingenierías”.

Para poner fin a un conflicto que dura ocho años, las cuatro principales organizaciones han programado una serie de acciones a corto plazo, entre ellas enviar una carta al presidente en funciones, Mariano Rajoy, para solicitar su intervención, así como una campaña informativa para trasladar a la sociedad la importancia de los informáticos y lo que supone carecer del adecuado reconocimiento. Además de solicitar el apoyo de presidentes y consejeros de comunidades autónomas y de la Crue Conferencia de Rectores, entre otras medidas analizarán el recurso a las vías legales en función de las respuestas que reciban.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.