Inicio /  /  Microsoft muestra la última tecnología para un cambio en la enseñanza

Innovación en el aula

Microsoft muestra la última tecnología para un cambio en la enseñanza

Microsoft muestra la última tecnología para un cambio en la enseñanza Cada alumno del colegio Julio Verne tiene su propio dispositivo para trabajar en clase y en casa

La tecnología al servicio de la Educación y los dispositivos no como un fin, sino como la herramienta de un cambio pedagógico y la metodología docente, así concibe Microsoft su apuesta por la mejora de la enseñanza y los procesos educativos.

La multinacional ha elegido el Colegio Julio Verne de Torrent (Valencia) para la puesta en marcha de su programa “Edudays”, un recorrido que llevará a sus responsables educativos por centros de enseñanza Secundaria y Universitaria de toda España con el fin de acercar las soluciones tecnológicas a familias, profesores y alumnos. El Colegio Julio Verne Bilingual School, del Grupo Sorolla, forma parte de la red de 16 centros europeos y 80 del mundo seleccionados por la compañía estadounidense como ejemplos de la aplicación de las nuevas tecnologías (en España hay dos). Estos centros permiten ver cómo la tecnología sirve al proyecto educativo y pedagógico mediante la colaboración en el aula y una personalización que propicia el seguimiento individualizado y la relación estrecha con el profesor, tal y como destacó la presidenta de Microsoft Ibérica, Pilar López, en la inauguración de estas actividades.

Microsoft entiende la educación como un objetivo prioritario y fundamental que, según Pilar López, gira en torno a cinco ejes. Para empezar la pedagogía, sin la cual la tecnología carece de sentido. En segundo lugar, los profesores, cuya complicidad constituye la clave del proyecto y a los que Microsoft trata de ayudar a formar en el compromiso y la búsqueda de la innovación para lograr los objetivos.

20151112_122529En tercer lugar, Pilar López aludió a la importancia de los contenidos, del juego y la realidad aumentada, y en cuarto lugar, la colaboración, el trabajo en equipo, como parte de una tendencia imparable de una generación permanentemente conectada. Trabajo en equipo en el aula, entre los profesores, con el mundo exterior, con expertos y también con la familia, precisó la presidenta de Microsoft Ibérica. Y sólo cuando se dan los cuatro anteriores, añadió, llega el quinto, que es la tecnología, en la que el papel de Microsoft reside en facilitar la innovación y el software para la colaboración, la movilidad, la conectividad y unas garantías absolutas de privacidad y seguridad.

El director del área de Educación de Microsoft Ibérica, Ócar Sanz, incidió que incluir la tecnología en el aula “no consiste solo en entregar dispositivos a los alumnos, sino en impulsar una metodología completa que apoye los objetivos pedagógicos de los centros educativos”. Aspecto en el que coincidió el coordinador de aplicación tecnológico y profesor del colegio valenciano, Ovi Barceló, quien explicó que lo esencial es hacer aflorar los talentos de los alumnos y que, aunque instrumento necesario para el cambio, “el dispositivo es lo último”.

Privacidad y seguridad

Al acto de inauguración de los llamados “Edudays” asistió también el director general del Instituto para la Competencia Digital, Carlos Represa, quien puso el acento en la relación entre la educación y la seguridad en Internet y lamentó que haya colegios que han asumido la tecnología pero no han hecho un proceso de reflexión previa para un cambio en la metodología. Represa consideró necesario reflexionar sobre “cómo establecer un ecosistema digital seguro en los colegios”, especialmente cuando “la introducción de la tecnología en edades tempranas hace que se adelanten los problemas”. Los niños, a su juicio, deben estar preparados para ciertas facetas de la tecnología que no les enseñan, para ser conscientes, por ejemplo, de la huella digital que dejan.

El colegio Julio Verne trabaja con la combinación de dispositivos con el software que permita potenciar la comunicación (como Skype y Office Mix), la colaboración (Office 365) y la creatividad (Sway) para crear nuevos entornos de aprendizaje. Los profesores tratan de aprovechar las posibilidades de coautoría que ofrece Office para que los estudiantes trabajen al mismo tiempo en un mismo documento y fomentar, de este modo, la colaboración entre alumnos en un entorno de cooperación en las aulas.

Alumnos y profesores pueden utilizar así OneNote para sus trabajos en clase y la potencia del “cloud computing” (informática en la nube) para almacenar y compartir sus documentos. “Formamos a nuestro alumnado en las competencias del siglo XXI y, para ello, es imprescindible el uso de las nuevas tecnologías”, ha señalado la directora del Julio Verne Bilingual School, María José Sánchez,




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.