Inicio /  /  Talleres para que los padres controlen la tecnología educativa

Formación para familias

Talleres para que los padres controlen la tecnología educativa

Talleres para que los padres controlen la tecnología educativa Un grupo de padres recibe formación en el colegio Julio Verne

La extensión de la tecnología en las aulas puede agrandar la brecha digital entre padres e hijos. Algunos colegios, entre ellos, tres del Grupo Sorolla, ofrecen sesiones de formación a las familias para responder a las inquietudes que surgen por los cambios metodológicos y enseñar las nuevas herramientas de trabajo.

Tres centros del Grupo Sorolla han puesto en marcha este curso académico un plan de sesiones formativas en las que los padres descubren en primera persona cómo trabajan sus hijos en clase. “Introducir ordenadores en el aula y retirar los libros físicos crea incertidumbre, a veces incluso entre los propios profesores, por eso nosotros les enseñamos cómo controlar lo que hacen sus hijos, para que estén más tranquilos”, explica el responsable TIC del Colegio Julio Verne, Javier Cubas.

Unas 200 familias han participado en la primera fase de este programa formativo y práctico. En ella que los padres han podido acceder desde los ordenadores de sus hijos, con sus propias cuentas, para comprobar el funcionamiento del sistema, examinar las páginas a las que entran o saber cómo establecer, si fuera necesario, limitaciones de tiempo. Los alumnos tienen sus cuentas de acceso pero no son administradores, de modo que los programas se instalan desde los colegios, a pesar de que ya vienen bastante preparados, puntualiza Cubas.

Tras esta sesión técnica, la siguiente formación pasa por enseñar a las familias cómo trabajan sus hijos en el aula, explicarles los fundamentos de un libro digital y del proceso de transformación de la educación, que ha evolucionado de un modelo en el que “el profesor explica y los niños se aburren” a otro en el que “los alumnos no son seres pasivos sino activos”.

“Es el hijo el que ahora tiene más recursos, y algunos padres se sienten inseguros porque no dominan las nuevas tecnologías”, añade el responsable TIC. Y en eso reside este programa, en hacer partícipes a los padres de la nueva metodología, permitir que descubran la forma en la que los escolares investigan, crean sus propios contenidos o se organizan a través de herramientas como One Note. “Antes los padres revisaban la agenda y ahora tienen que revisar el Outlook”, añade Javier Cubas, quien resume que “no es una formación muy técnica, sino que les contamos al día a día y les damos tranquilidad”.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.