Inicio /  /  Titulados y escolarizados, dos caras del abandono educativo temprano

Indicadores educativos

Titulados y escolarizados, dos caras del abandono educativo temprano

Titulados y escolarizados, dos caras del abandono educativo temprano El número de estudiantes en Secundaria Superior ha aumentado en los últimos años

La crisis económica ha contribuido a una reducción del Abandono Educativo Temprano en España en los últimos años, pero más por la vía de aumentar la escolarización que por la de mejorar las tasas de titulación. Los datos sugieren que en España conseguir el título resulta más difícil que en otros países.

En el informe de “Indicadores comentados sobre el sistema educativo español”, publicado por la Fundación Ramón Areces y la Fundación Europea Sociedad y Educación, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Julio Carabaña cuestiona el tratamiento que se hace del Abandono Educativo Temprano (AET), que se aplica a jóvenes de 18 a 24 años en Secundaria Superior. Aunque tradicionalmente se asocia con dejar los estudios antes de tiempo, el profesor explica que en realidad depende de dos valores diferentes, como son la titulación y la escolarización.

Los datos de la OCDE sitúan las tasas de escolarización españolas muy cerca de la media europea o de la propia organización, y son las titulaciones las que quedan por debajo. Mientras Eurostat ofrece las tasas de escolarización en el tramo de 18 a 24 años, el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra, por su parte, la población total en estas edades dividida en titulados, no titulados que siguen estudiando y no titulados que han abandonado.

A partir de ahí, el profesor Carabaña indica que en 2004 el AET estaba en torno al 32% en España, el doble que en la UE-28, y que la diferencia dependía de los dos factores: la titulación era 11 puntos inferior y las matriculaciones de los que todavía no se habían titulado, 5 puntos por debajo. Este porcentaje había caído hasta el 23,6% en 2013 (el 20% en 2015) y los expertos coinciden en que se debe a un aumento de la escolarización (4,9 puntos), más que a un aumento de la tasa de titulación (sube un 3,7%).

“En España toda mejora se debe a que los alumnos han seguido o han vuelto al sistema escolar, el atractivo no ha aumentado sino que la gente elige estudiar porque no puede trabajar”, apunta el profesor de la UCM. Por el contrario, en casi todos los países de Europa (salvo Luxemburgo) el abandono temprano se reduce por la vía de mejorar la titulación más que por la de aumentar la escolarización.

Carabaña sostiene que, ante el elevado y variado abanico de países con tasas de titulación altas, “casi con toda seguridad la razón principal es que sus títulos son más fáciles”. Por ello, sugiere que para mejorar este indicador en España cabrían dos opciones, la de alargar el Bachillerato y la FP para aumentar el número de matrículas (como en el modelo danés) o la de hacerlos más fáciles para aumentar el número de titulaciones, como en el resto de países.




Secciones:        
Periodista especializada en Educación, Universidad e Investigación.